EL MANTRA DE LOS LÍMITES

Dos años. Cabalgando a los Terribles Dos.  T E R R I B L E S   D O S !!!!  Amo que seas tan obstinada, amo que sepas lo que quieres, amo que te hagas respetar.  Recuerda esto para cuando seas más grande… pero te voy a dejar un par de cosas claras por tu propio bienestar.  Así que cada vez que te desbordes porque dije que no, mientras te consuelo, me repito a mi misma este mantra:

  1. Te pongo límites porque TE amo. Primero y evidentemente, me interesa tu seguridad física.  Segundo, más temprano que tarde, llegarás a un mundo en donde no obtendrás todo lo que quieres, cuando y como lo quieres.  Prefiero ser yo quien te enseñe a manejar la frustración.
  2. Te pongo límites porque ME amo. Quiero poder dar vuelta la mirada sin morir de preocupación.
  3. La mamá y el papá son la piedra sobre la que construyes tu casa. Si la piedra se quiebra, la casa se cae.  Quiero que sientas y sepas que puedes pisar firme…  Grita, patalea, desbórdate… mamá sigue aquí y te ama igual.
  4. El que mucho aprieta, poco abarca. Pocas reglas bien puestas, todo lo demás es negociable.  Si es una regla, trataré con todas mis fuerzas de ser consistente, así siempre sabrás a qué atenerte.  Si es negociable, aprendamos juntas a ganar un poco y perder un poco, te servirá mucho después en la vida.
  5. Debo hacerte muchas preguntas. Es mejor que el límite venga de tu propio razonamiento, que practiques desde ahora a distinguir lo que te conviene de lo que no.
  6. “NO” no es un comportamiento, debo darte una alternativa. En lugar de “no corras” es preferible decir “dame la mano para caminar juntas”.
  7. Es muy bueno que quieras probar tu “poder”. Algunas veces puedes ganar, refuerza tu autoestima.
  8. Grita “PAZ”. Cuando pierdas el control,  y sobretodo cuando yo siento que pierdo el control, gritemos PAZ, respiremos y contemos hasta diez.  Cuando estemos más tranquilas, siempre podremos conversar.  Somos un equipo, llevamos juntas casi dos años y los que están por venir, seguro que podemos encontrar la forma de entendernos.
  9. Debo mantener tu tanque lleno. Así como los autos funcionan con combustible, las hijas funcionan con amor.  Debo mantener tu tanque lleno para que el momento de una crisis tengamos algo sobre lo que funcionar.  Esa es una regla para la mamá: nunca, nunca dejar que tu tanque se vacíe.
  10. Esto es un ensayo… quiero ver cuando tengas 16!
Anuncios

2 comentarios en “EL MANTRA DE LOS LÍMITES

  1. […] Con A. fue distinto.  Ella llegó tan pequeña a nuestro hogar que casi siempre estuvo en mi brazos.  A. es lo que muchos llaman una niña consentida, acostumbrada al aúpa, a que su mamá le diga muchos “sí”.  Come lo que quiere y cuanto quiere, elige su ropa y sabe perfectamente que mamá estará junto a su cama toda la noche si es necesario.  Con su carácter fuerte, su “no” decidido y sus ocurrencias, ahora es una delicia verla comienza a probar sus límites.  Pero eso es tema de otra entrada. […]

    Me gusta

Y tu, qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s