HACIA AFUERA

“Las familias se forman de distintas maneras.  Y una de esas maneras es la adopción.  Somos igual que cualquier otra familia tradicional, hay un papá, una mamá y dos hijas que viven en un mismo hogar con amor y respeto.”  Ese era mi discurso.  Lo que yo creía que “los de afuera” necesitaban saber.  No más. No menos. Pero nunca es tan sencillo, verdad?

14237477_1188352747877709_7425936214522685817_n

 

Cómo le explico a la enfermera de urgencias tus antecedentes médicos?  Aunque sólo sea eso lo poquito que sé…

Cómo le explico a la profesora de la escuela que hoy llegamos tarde porque anoche volviste a tener pesadillas?  Y sí, puede ser que tenga que ver más con una sobredosis de azúcar que con tu adopción, yo ya lo sé… pero ella lo sabe?

Cómo le explico a la abuela que me ayude a manejar tu ansiedad con la comida?  Que sí, la pediatra te puso a dieta pero para la sensación de hambre te trae recuerdos que hacen que se sienta diferente y por eso te voy a dar esa galleta.

Cómo le explico al sobrino favorito porqué tu no estuviste en mi vientre?  Él ya tiene 5 años y sus preguntas son más complejas que las tuyas.

Cómo le explico a estos amigos que no hemos ido a ver la última película porque no estás lista? Que todavía no sabemos cómo reaccionará tu cerebro y seguimos buscando un diagnóstico.

Cómo le explico a esas compañeras del parque que, aunque tengas tantos años, tu todavía no te sientes segura lejos de mí?  Y no se trata de sobreprotección sino de respetar un miedo que para ti es bastante real.

 

Qué dices cuando no quieres decirlo todo?  Cómo le dices al mundo que somos iguales pero diferentes?  Cómo educas a los otros sobre adopción sin dar lecciones sobre el cortisol en el cerebro o el trauma de apego y la resiliencia?  Cómo explicas ciertas situaciones sin vomitar la historia de tu origen?

“Las familias se forman de distintas maneras.  Y una de esas maneras es la adopción.  Ellas son mis hijas y, al igual que todas las mamás, voy descubriendo en el camino lo que les gusta y lo que no, lo que sirve y lo que no, lo que puede ser y lo que no.  Y, al igual que todas las mamás, voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para que crezcan sanas y, sobretodo, felices.”

Anuncios

Papá

FB_IMG_1435024065985

Dicen que los padres (varones) siempre adoptan a sus hijos, porque se enamoran de ellos cuando recién los ven!

THE PRIMAL WOUND

Título: The Primal Wound (La Herida Primaria)

Autor: Nancy Verrier

Web: http://nancyverrier.com/the-primal-wound/

Valoración:  5 / 5

 

Resumen: (desde el sitio web) Este libro está revolucionando la forma en la que pensamos acerca de la adopción.  Al aplicar información acerca de psicología pre y peri natal, vínculo, apego y pérdida, clarifica los efectos de la separación de los niños adoptados y su madre biológica.  Adicionalmente, les da a estos niños, cuyo dolor ha sido desconocido y mal interpretado por mucho tiempo, validación para sus sentimientos y explicaciones para algunos de sus comportamientos.  Aún cuando es un libro difícil de leer, debido a las emociones que evoca en todos los miembros de la triada adoptiva, resuena en verdades y puede ser una gran ayuda para reconocer, entender y validar las heridas creadas por el trauma de la separación entre las madres y sus hijos.  Este entendimiento puede ayudar a los miembros de la triada.  Puede entregar validación para las experiencias y emociones de los adoptados que se sienten incomprendidos; puede traer consuelo para las madres biológicas, a quienes se les ha negado la verdad de su pérdida; y puede ser una buena fuente de información para los padres adoptivos, de manera que puedan entender y responder de mejor manera a las necesidades de sus hijos.

 

Lo que me gustó: Este libro es una bofetada en la cara!  Te abre los ojos.  Sí, es duro de leer, pero te quita la venda del “final feliz” de la adopción.  El momento en que recibimos a nuestras hijas es solo el comienzo. Durante su vida se verán llenas de contradicciones y ambigüedades y es mi deber como su mamá tratar de reconocer los signos, entender lo que pasa, validar los sentimientos y ayudarlas a sobrellevar la tormenta.

Lo que no me gustó:  Este libro es un puñetazo al estómago!  Lo vuelvo a leer y me hace sentir que tal vez nada de lo que yo haga sea suficiente.

 

Mi experiencia: Existe alguna hija adoptiva que sea feliz?  Mis hijas son muy pequeñas todavía como para cuestionarse cosas como identidad y trauma de separación.  Entiendo que en el futuro tendremos tormentas.  Pero existe paz en la vida de una hija adoptada?  Últimamente me encuentro con tantos ensayos, blogs, páginas web, literatura sobre adoptados enojados, tristes y confundidos.  Sabré reconocer las señales y apoyarlas en las crisis?  Lograré que sepan y sientan que son amadas por sobre todas las cosas?  Llegaré a ser una madre lo suficientemente buena como para que mis hijas sean, en la suma final, felices?

 

Ser mamá es algo que crece en el corazón

Este año también nos tocó a nosotras!!

Video “El Otro Nacimiento”

Dentro de tu corazón

handsedited

Tu, quien no creció dentro de mí…. espero ser yo quien crezca dentro de tu corazón!