Estimada Profesora

Reunión de padres de familia. La maestra, muy asertiva, me dice “Con respecto a lo que usted me comenta de la adopción de A., quiero que sepa que yo la considero como una niña más.  Ella tiene a su papá y a su mamá, un hogar mejor constituido que muchos de los que vemos por aquí.  Ella no recibe ningún trato especial”.  Y así inicia mi pelea con el sistema educativo, hacerle entender a la primera escuela de mis hijas que sí somos una familia diferente, que algunas veces sí necesitamos un trato especial.

Pensaba escribir una aireada carta, pero una vez que se me pasó el enojo recurrí a mi mejor amigo, el Internet, y encontré unas cartas muy buenas que dicen todo lo que quiero decir.  Así que la traduzco y mejoro para ustedes.  Seguro que la uso el año entrante!

 

Pueden encontrar  versiones originales en inglés en:

https://www.washingtonpost.com/news/parenting/wp/2015/08/20/a-letter-to-the-kindergarten-teacher-from-an-adoptive-mom/?utm_term=.d2bd98522ba5

https://www.mljadoptions.com/blog/dear-teacher-a-sample-letter-20130717

gradschoolrecommendationletter-460x307

 

 

Querida maestra,

Desde que me convertí en madre, supe que estaría demasiado involucrada porque mis hijas me necesita para asegurarme de que usted comprende lo significa convertirse en familia por adopción y cómo nos afecta.

Como su maestra, usted tiene un impacto increíble en su desarrollo, no solo intelectual, sino también en su desarrollo psicosocial. Debido a que mi hija no estuvo conmigo en sus primeros meses de vida, le cuesta mucho establecer relaciones de confianza.  Se va a presentar como una niña tímida, que no quiere hablar.  Y aunque parezca feliz y colaborativa, estará evaluando el ambiente a su alrededor para encontrar un adulto con quien pueda crear una relación significativa.  De todo corazón, espero que ese adulto sea usted.

Aunque mis hija fue adoptada con tan solo dos meses de nacida, existen secuelas psico-emocionales que todavía estamos descubriendo.  La mayor parte del tiempo, ella es una niña feliz, saludable y bien adaptada.  Pero también tiene una alta sensibilidad acústica y se asusta ante ruidos fuertes e inesperados.  Ella puede sobre-reaccionar a estímulos que a otro niño le parecerían pequeños.  Y, también, algunas veces muestra signos de ansiedad social que le dificultan involucrase con el grupo.

Le cuesta mucho más que a otros niños el separarse de sus padres.  Si está preocupada porque me retraso un poco en recogerla del jardín, por favor recuerde que hubo un momento en su vida en que no tuvo quien la recoja, o quién la conforte, y su memoria puede devolverla a ese estado.

Sé que mi hija puede ser obstinada a veces, que le gustan las cosas de una misma manera.  Puede ser que se muestre controladora.  Hay estímulos que la hacen reaccionar de manera inesperada, incluso para mí.  A ella le cuestan mucho los cambios y las transiciones, así que le pido que la ayude a navegar por la rutina en su salón de clase.  Dele un aviso antes de cambiar de actividad.  Y si es un evento muy diferente a su rutina diaria, cuéntele lo que va a pasar para que ella no necesite estar hipervigilante.  Ella está aprendiendo que, desde que fue adoptada, siempre habrá alguien para cuidarla y hacerla sentir segura.

Al respecto de esto, no me cabe duda de que mi hija está segura en su salón de clase.  La elección de su escuela como el lugar en que mis hijas pasarán 6 horas de su vida diaria no fue al azar.  Pero existe una diferencia sutil entre “estar segura” y “sentirse segura”.  Mi hija necesita que la hagan sentir seguridad.  Ella tiene un miedo primario al abandono, la soledad y el rechazo, justificado en su historia de vida.  Le ruego que esos sentimientos no re-surjan en su salón de clase.  Entiendo que debe ser difícil lidiar con 20 chicos en su salón, cada uno con necesidades diferentes.  Es algo que admiro de las personas como usted, que se dedican a enseñar a nuestros hijos!  Sólo le pido que el mensaje que sus actitudes le entreguen a mi sea que usted es una adulto confiable, consistente, que se preocupa por ella, que la cuidará y que sus interacciones sean cálidas y responsivas.  La verdad, estoy segura de que usted hace esto por cada uno de los chicos de su clase!  Es solo que mi hija tal vez lo necesite un poco más que los otros.

También, hay tareas escolares que son más complicadas para nosotros.  Algunos ejemplos incluyen pedir fotos de bebé o hacer tu árbol genealógico.  No tenemos esas fotos. Nuestro árbol es un injerto.  Hay películas que son más complicadas de ver, como Kung Fu Panda, Tarzán o la Familia Robinson.  Esas simples actividades pueden complicarse, porque mi hija todavía está tratando de entender su historia. Aunque todavía es muy pequeña, la identidad no es una pregunta simple para mi hija.  Puede tomar algo de creatividad llegar a diferentes tareas para la clase, pero yo estaría encantada de ayudar.

Estoy aquí para ayudarnos mutuamente,  me encantaría mostrarle como integrarla en su salón de clase. Y si sus reacciones pasan de un límite que usted pueda tolerar, estaré gustosa de idear un plan de acción en conjunto con la escuela y un especialista.  Entiendo que a veces necesitaremos más ayuda y orientación que la usted, la escuela o yo podamos compartir.

Acerca de “la adopción” en general, no pido que usted sea una experta en el discurso.  De hecho, yo intento no se demasiado sensible al respecto.  Pero sé que, a veces, explicarle a los niños como una familia “real” o “de verdad” se forma “por adopción” pueden ser difícil. Estoy a sus órdenes para buscar profesionales o contar mi experiencia a los niños o al personal, incluso brindar capacitación. Me comprometo a hacer esos contactos por usted o llevar libros de adopción para leer a la clase, si cree que podrían ayudar.

Una cosa más sobre el uso de las palabras.  Yo soy la mamá de mis hijas, sin duda ni cuestionamiento.  Pero ellas también tienen una madre biológica. Nosotros respetamos esa relación. Estoy tan agradecida de poder criarlas todos los días, pero mi corazón se rompe porque han experimentado tanta pérdida, dolor y transición en sus jóvenes vidas. La familia biológica es importante para nosotros. Usamos el término “madre biológica” y es posible que mi hija lo comente con sus compañeras.  Quiero que usted lo sepa para que pueda manejar la situación.  De hecho, es posible que mi hija emplee palabras que sus compañeras no han escuchado antes, como útero, custodia o infertilidad.  Le pido que esté atenta a estas conversaciones, no solo por el bien de mi hija sino que para no confundir a sus compañeros.

Cada historia de adopción es diferente, incluso la historia entre mis dos hijas.   Ellas todavía están aprendiendo y procesando la forma en la que nos convertimos en familia. En casa, hablamos abiertamente del tema pero tengo la sensación de que ella todavía no lo entiende del todo.  Saben que los bebés vienen del útero de una madre biológica y que a veces esa madre no puede ser mamá para siempre.  Pronto comprenderán lo que esto implica.  Y los otros niños de su clase también.  Cuando estas diferencias se hagan evidentes, y en el caso de que mis hijas sean molestadas por ser adoptadas, estoy segura que usted sabrá aclarar el tema entre todos sus compañeros.  Confió en usted como mi más preciada aliada para asegurar el bienestar de mis hijas dentro de la escuela.

Gracias por su tiempo y por enseñarle cosas nuevas y emocionantes a mi hija y sus compañeros todos los días. Realmente admiro su dedicación y paciencia.  Usted juega un papel tan importante en nuestras vidas!

Yo espero ser un apoyo para usted. Por favor, nunca dude en comunicarse si hay alguna manera en que pueda ayudar o una pregunta que pueda responder.

Estamos en esto juntas,

Le agradezco nuevamente.

.

.

.

Anuncios

Dolor de Corazón

No creas que no lo he notado.  Cuando juegas, sueles decir “papá cuida bebé”.  Y claro, papá es quien te cuida.  Mamá está mientras no tenga otra cosa que hacer.  Papá siempre está para tí.

Admito que me duele el corazón.  Admito que tengo culpa porque supongo que tu hermana sí recibe más dosis de mamá, ya que ella sí juega a que “la mamá cuida al bebé”.

Culpas de maternidad. Dolores de corazón.  Hago lo mejor que puedo pero sé que no es suficiente.  Siempre voy a estar en deuda contigo, hija.

Pero también tengo una especie de alivio.  Alivio de saber que sabes que papá está para ti.  Que estés tan segura de que puedes confiar en él.  Créeme hija, no existe mejor aliado que tu padre.  Tienes mucha suerte de que sea papa quien te cuide, mi bebé…

OUGSL30.jpg

Foto: a href=’http://www.freepik.es/foto-gratis/familia-feliz-divirtiendose-con-un-nino_1240619.htm’>Designed by Freepik</a>

 

El Mantra 2: Límites, hábitos y convivencia social.

I.,  ahora tienes 2.  Los terribles 2 para I. y los tremendos 3 de A.  Mercy!!  Supongo que, mi querida I., tus terribles 2 comenzaron antes de tiempo, ya que te empeñas en seguir apresurada los pasos de tu hermana mayor.  Y con el carácter que tienes! “No mamá! Yo sola!” debe ser, sin duda, tu frase favorita.

Los límites… oh! pequeña I.,  ahora la cosa se pone seria.  Mantengo todo lo dicho en mi mantra anterior.  Y con más años de circo, le voy a agregar un par de cosas:

  • No te preocupes, no me lo tomo personal.  Enójate todo lo que quieras que la mamá seguirá en pie a tu lado.
  • Hay una diferencia entre límites, hábitos y convivencia social:
    • Los límites los ponemos por tu seguridad y bienestar y por la seguridad y bienestar de los que te rodean. Lamento mucho que el cinturón del asiento del auto te incomode tanto, hija, pero no vamos a ir a ningún lado sin que tu estés correctamente sentada en tu silla.  Sola no! La calle se cruza de la mano de un adulto!.  Sé que te encanta el helado pero una bolita es suficiente.  Sé que quieres seguir jugando y el reloj dice que es hora de dormir.  No muerdas a tu hermana!  Si tienes ganas de morder, dale con este cojín! No lanzar juguetes!  Puedes golpear a alguien! (y todavía no encuentro una salida aceptable que te libre de esa energía).
    • Tengo que trabajar en los “peros” porque, según los entendidos, decir pero es desestimar tus emociones.  Se supone que debo decir “quieres seguir jugando Y es hora de dormir… qué hacemos?” Y darte un pequeño espacio para controlar tu ambiente.  Tal vez así logremos bajar un poco tu frustración.
    • 0-3
    • Los hábitos se enseñan con el ejemplo. Lavarse dientes y manos, saludar, decir por favor y gracias.  Esos no son límites, son ejemplos.  Las hijas aprenden de lo que ven más que de aquello por lo que se les regaña.
    • La convivencia social. Compartir y respetar turnos.  Hija mía!  No sé si la lección es para ti o para mi.  A veces siento que siempre llevas las de perder con tu hermana mayor.  Ella llora más fuerte y para mí es más fácil hacerle caso a la pena que a la ira.  Porque tu eres de las que se enoja.  Pequeña mía, mamá trabaja conscientemente en tratar de ser justa.  Sé que de esta mamá imperfecta surgen muchas de tus motivaciones morder o lanzar o llorar de rabia. Perdóname todos mis errores.

Pequeña I., te amo con toda el alma.  Tengo la impresión de que esto del crecimiento es más complejo para ti que para A.  Finalmente, ahora mamá está compartida y no puede darse el lujo de estar con cada una de ustedes al 100% ayudando a regular emociones.  Vivan las culpas maternales!  Pero sabes algo?  Creo que eso también te hace crecer.   Te veo más segura que tu hermana, más exploradora, más autónoma… hasta puedo arriesgarme a decir que tienes un mejor estilo de apego seguro.  Mamá tiene que aprender a lidiar entre tu necesidad de autonomía y lo que (sobreprotectora) cree que es adecuado para una nena de 2 años.  Tal vez, cuando yo confíe más en tí y tus habilidades tendremos que poner menos límites!  

Batman vs. Superman

Adopcion Superheroes
Superman también fue adoptado

Quién vio la película? Saben qué es lo que hace la diferencia entre uno y otro superhéroe? El Batman sombrío y deprimiente vs. el Superman esperanzador y justiciero? Pues que Superman fue adoptado!
Aunque podríamos decir que ambos personajes son resilientes (es decir, que salieron adelante a pesar de sus circunstancias), la forma en la que lograron re-construir su historia es radicalmente diferente! Sólo para mostrar el influencia positiva y reparadora que podemos tener las madres adoptivas!

Spoiler alert! Casi al final de la pelicula, Batman le dice a Superman: “Seguro tus padres te enseñaron que eras especial. Que estabas aquí por un buen motivo… Cuando los míos fueron asesinados sin motivo alguno, lo único que me enseñaron es que el mundo sólo tiene sentido si lo obligas!”

Grey

Lo admito. Leí las 150 sombras.  Leí también el primer volumen de la historia contada desde su perspectiva.  Y vi la película.  Grey me deja un poco ansiosa… no! Qué mal pensadas! Se los voy a explicar…

Grey fue adoptado.  Fue rescatado de una madre biológica drogadicta y negligente y un padrastro abusivo cuando tenía 3 o 4 años de edad.  Uno de los recuerdos conscientes que tiene el joven millonario seductor es ver a su madre “dormida” en el suelo mientras la policía se lo llevaba.  Recuerda el hambre.  Recuerda los golpes.  Recuerda tener que esconderse en un armario hasta que su padrastro terminara de “rentar” a su madre por una dosis de droga.

No sé si E.L. James tenga en su biografía algún contacto cercano con el trauma que genera la negligencia y el abuso.  Pero, al menos en mi opinión, crea un personaje creíble que encuentra resiliencia en el control.  Siendo el sadismo un extremo de esta misma necesidad.

Es cierto que la lectura superficial es prejuiciosa contra la adopción de niños “mayores”.  El pequeño que fue “rescatado” de la violencia y la pobreza por una pareja de “privilegiados” millonarios que a pesar de todos sus esfuerzos no lograron convertirlo en un adulto “normal”.  Pero la adopción, la reparación, es justamente la parte de la historia que no creo que nos vayan a contar.  De cómo convertirse en un Grey lo ayudó a sanar.  Por que en alguna medida sanó, cierto?  Si no fuera así, habría cortado todos los lazos con su familia adoptiva, no sería capaz de amar a su hermana menor y no podría mantener una relación con Anastasia (estemos o no de acuerdo en el tipo de relación, sigue siendo un vínculo con un otro) y eventualmente plantearse como padre, como lo sugiere en final de los libros.

A través del más estricto control, Grey encontró una manera de enfrentar esta mochila de recuerdos psicosensoriales que lo atormentan.  A la final, quién decide lo que es “normal”?

Tengo la suerte, hijas amadas, de que ustedes no provienen de un ambiente así de hostil.  Pero me pregunto cuáles son su recuerdos inconscientes… a qué le hacen frente?  y ahora que están comenzando a explorar el mundo lejos de mi regazo, qué cosas se los recuerdan?  Hambre? Separación? Ruido? Contacto? Me pregunto, hijas mías, como vamos a descubrirlos y cuál será nuestra (su) manera de prosperar frente a ellos.