Instantes

Si la vida es una máquina de movimiento perpetuo y se te permite detenerla un solo instante para justificar toda tu existencia, estoy bastante segura que ese momento sería el minuto que mi hija descubrió que puede jugar con su sombra.

Consigue una linterna, es todo cuanto puedo agregar.